Conociendo a Frances Cook, profesora de griego

Home / Noticias / Conociendo a Frances Cook, profesora de griego
Conociendo a Frances Cook, profesora de griego

¿Cómo te sientes al ser la única mujer que enseña en el CEP?

Me siento bien. Me gusta lo que hago y encuentro que es un gran privilegio estar involucrada en este proyecto. Estoy muy consciente de mi falta de preparación pedagógica para esta tarea, pero ¡no hay nada como enseñar para aprender!

ImageCuentanos un poco de tu vida…

Fui criada en el campo australiano y mis padres nos criaron en el ambiente de la iglesia (anglicana). Sabíamos que Dios era importante y ser cristiano debería afectar nuestra manera de vivir. Somos cinco hermanos, cuatro mujeres y un hombre y soy la del medio. Ya tengo dieceis sobrinos y dos sobrinas nietas y mi padre falleció en el año 2005.

Estudié para ser profesora de matemática y ciencias (física mayormente) y ejercí en eso por ocho años en un liceo católico antes de venir a Chile. Aunque había sido criada en una familia cristiana, no llegué a conocer a Jesús en forma personal hasta que ya trabajaba como profesora.

Cuentanos alguna anecdota que te haya pasado en Chile…

Cuando éramos niños, nuestra mamá nos hablaba de su abuelo quien había emigrado desde Inglaterra a Australia a medianos del siglo diceinueve para establecer un negocio de ingeniería de motores en barcos a vapor. Viajaba con su padre y pasaban por EE UU donde tenían que instalar un motor en un barco en el Rio Missisipi. De ahí habían seguido hasta sudamérica, probablemente para tomar un barco desde Valparaiso a Australia. En Panamá su padre contrajo fiebre amarilla y murió, dejando al jóven para seguir a solas. Años después en Australia contaba a sus nietos historias maravillosas de sus aventuras en América. Nunca sabían si debían creerlas o no, porque algunas parecían fantásticas, aunque su abuelo siempre era un hombre bastante serio y recto. Entre otra cosas contó que había conocido al autor Mark Twain en el Missisipi y que en Perú había visto un barco llevado un kilometro tierra adentro por un tsunami (en Australia los terremotos y tsunamis son casi desconocidos).

En el año 1998 yo estaba viviendo en Arica y en ese entonces fue la única ocasión en que mis padres me pudieron visitar en Chile. En Arica la Sra Gladys Hulse nos llevó un día para conocer la ciudad y nos mostró un barco famoso que en un tsunami del siglo diecenueve había sido llevado un kilometro tierra adentro. Con eso mi mamá comentó que quizás era posible, por tanto, que su abuelo había visto cosa parecida en Peru. Y de repente nos dimos cuenta que en ese entonces, Arica era parte de Perú y probablemente nuestro antepasado había estado allá mismo más que un siglo antes que nosotros. Era un hombre creyente y me pregunto cómo habría orado en o por Chile.

¿Cómo llegaste a formar parte del CEP y como fue el proceso hasta llegar aquí?

En el principio del CEP, César, como director, yo, como encargada de Nivel 2 y Paul Inman, el entonces bibliotecario, compartíamos como oficina la sala de la biblioteca, ¡juntos con la biblioteca! ¡Era difícil no formar parte del CEP! Llegué a ser profesora en el CEP por un acidente histórico. El plan original del CEP era ofrecer un programa de dos años para un grupo de alumnos y después empezar con otro grupo. En ese entonces, César enseñaba la mayor parte de los ramos incluyendo griego. Para renovar mis propios estudios de griego asistía cuando podía las clases de griego. Pasando el primer año se vio la necesidad de cambiar de plan para que en el segundo año de función, entrara ya un nuevo grupo de alumnos. La idea fue, como se hace ahora, compartir la gran mayoría de los ramos entre los del primer y del segundo año. Pero, claramente para un ramo como griego, eso no iba a ser posible. Como la manera obvia de hacer la cosa era enseñar griego a los de primero a la misma hora que los de segundo seguían con otro nivel de griego, se requería otro profesor. Los Charles y los Swan iban a estar recientemente llegados a Chile, listo para aprender español, pero no para enseñar todavía en el CEP, y por tanto, César me pidió cumplir ese rol. Le dije que sí al tiro porque me encantó la idea.

¿Tienes alguna anecdota con algun alumno del CEP?

Hay cosas que los profesores no deberían contar en público. (¡Para que los alumnos no lo hagan tampoco!)

Como unica mujer que participa como profesora, ¿qué mensaje le darías a las mujeres que están estudiando ahora en el CEP?

Recuerdo bien unas palabras de quien predicó en el culto de inauguración en el instituto bíblico donde estudié. Dijo, “Uds. no han venido aquí para escudriñar las Escrituras sino para ser escudriñados por ellas.” Creo que es un muy buen consejo y una advertencia para quienes estudian la Biblia academicamente. Para una mujer preparada para enseñar, especialmente en la epoca en que vivimos, no siempre es fácil saber hacer buen uso de lo que has aprendido, mientras que también vives bajo la autoridad de las Escrituras y por tanto bajo el orden de autoridad que Dios ha establecido en la familia y en la iglesia. Ora por sabiduria por ti y por las autoridades de la iglesia quienes te pedirán enseñar en diferentes conextos.

Gracias Frances!